Economía

Bruselas prevé que la UE entre en recesión de nuevo antes de proseguir con el rebote en el segundo trimestre

Bruselas prevé que la zona euro y el conjunto de la UE entren de nuevo en recesión antes del rebote económico que, según el informe de previsiones, se reanudará en abril. La Comisión Europea augura que la zona euro crezca un 3,8% este año y el que viene, y que el conjunto de la Unión lo haga un 3,7% en 2021 y un 3,9% en 2022. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario cree que, antes de proseguir con el rebote, el conjunto de los países pasará de nuevo por el purgatorio. Después del retroceso del último trimestre de 2020 —del 0,7% en la zona euro y el 0,5% en la UE—, la Comisión espera otro para el periodo de enero y marzo de 2021 —del 0,9% y el 0,8%, respectivamente—.

Con todas las cautelas que impone la actual pandemia, la Comisión augura que la recesión dibuje finalmente una suerte de W, aunque no perfecta. Tras la brutal caída del primer tramo de 2020 (del 3,7% y el 11,7% en el primer y segundo trimestres, respectivamente), en julio empezó la remontada. El PIB del conjunto de los países de la moneda única creció el 12,4%, pero la escalada se vio interrumpida en el último tramo del año. Los datos desmenuzados de las previsiones económicas indican que Bruselas contempla ahora que en el primer trimestre del año la zona euro recule otro 0,9%, lo cual supone que entrará en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de caída del PIB).

De acuerdo con la Comisión, en esa situación se podrán encontrar en marzo Estonia, Irlanda, Francia, Italia, Hungría, Holanda, Austria Polonia, Eslovaquia y Eslovenia. No así España, que cerró el último trimestre del año en números verdes. Si la situación epidemiológica no se complica, Europa pondría ahí punto final a esa caída. A partir de abril, según Bruselas, ningún país estará en negativo. Esos pronósticos van en línea con las previsiones epidemiológicas con las que trabaja la Comisión. El informe presentado el jueves por el comisario Paolo Gentiloni señala que las nuevas oleadas de contagios de este arranque de 2021 impondrán todavía restricciones, pero que la vacunación de “los grupos más vulnerables” permitirá una “relajación gradual de las medidas de contención a partir de abril.

No será hasta finales del segundo trimestre, no obstante, cuando Bruselas prevé que empiece la desescalada real, que se irá extendiendo a lo largo de todo el segundo semestre, hasta que a finales de año las medidas de contención sean “marginales” y ya muy puntuales para determinados sectores en 2022. “Esta previsión asume que las actuales medidas de contención restrictivas se relajarán a finales del segundo trimestre y, de forma más marcada, en la segunda parte del año”, dijo el jueves Gentiloni. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reiteró este viernes que el objetivo es tener al 70% de la población adulta europea vacunada el 21 de septiembre. El Ejecutivo comunitario, no obstante, recalca en el informe los riesgos con los que se puede topar Europa, desde la irrupción de nuevas variantes de la covid-19 a una nueva oleada en la fase de salida.

Bruselas cree también que España tendrá un crecimiento especialmente intenso en el tercer trimestre (+3,8%) y en el cuarto (+2,1%). Sin embargo, la Comisión cree que unos países sanarán antes sus heridas y otros lo harán mucho después. Y solo Italia y España, según las previsiones, llegarán al último trimestre de 2022 sin haber logrado recuperar el tamaño de la economía que tenían antes de la pandemia. En el otro extremo, hay países que estarán ya muy por encima, como Irlanda o Polonia.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link