Economía

KLM opera el primer vuelo con queroseno sintético sostenible

La aerolínea neerlandesa KLM operó en enero un vuelo comercial propulsado con queroseno sintético, que transportó pasajeros desde Ámsterdam a Madrid, convirtiéndose en el primero del mundo con este tipo de combustible sostenible con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Gobierno neerlandés en funciones realizó este anuncio en un comunicado y explicó que ese vuelo de pasajeros fue el “primero del mundo” en hacer todo un trayecto con queroseno sintético obtenido de forma sostenible, que fue producido por la multinacional británico-neerlandesa Shell y operado por la aerolínea KLM.

Combustible de Shell

El vuelo en cuestión se produjo a finales de enero, sin conocimiento de los pasajeros que volaban del Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam a Madrid, usando como combustible una mezcla de 500 litros de queroseno sintético sostenible producido por profesionales de Shell en un centro de investigación en Ámsterdam a partir de CO₂, agua y energía renovable solar y eólica obtenida en suelo neerlandés.

“Países Bajos es uno de los países líderes de Europa que busca impulsar el desarrollo y la aplicación de combustible sostenible en la aviación. Quiere estimular el desarrollo y aplicación de combustibles de aviación sostenibles (biocombustibles y queroseno sintético) para que Europa pueda volar completamente con combustible sostenible para 2050”, agregó el Ministerio de Infraestructuras.

Además, subrayó que seguirá apoyando varias iniciativas para “ampliarlas” y para “poner en marcha la producción y el uso” de este combustible, con el objetivo de hacer que sea un producto “comercialmente interesante”, y puso de ejemplo la construcción de la primera fábrica europea de bioqueroseno sostenible en la ciudad de Delfzijl, en la provincia de Groninga, en el norte del país.

La ministra en funciones Cora van Nieuwenhuizen explicó que “hacer que la aviación sea más sostenible es un desafío internacional” al que los países enfrentan juntos. “Con esta primicia mundial, estamos dando un gran paso en el nuevo capítulo de nuestra aviación con una prometedora innovación que será de gran importancia en las próximas décadas” para reducir las emisiones de CO₂ en la aviación, añadió. El director ejecutivo de KLM, Pieter Elbers, también señaló que la transición de los combustibles fósiles a las alternativas sostenibles es “uno de los mayores desafíos de la aviación” y consideró que el aumento de la producción y el uso de combustible sostenible “marcarán la mayor diferencia en la generación actual” de aviones.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link