Política

Las muertes de presuntos delincuentes en choques con el Ejército no bajan

[ad_1]

Durante el año pasado, pese a la emergencia sanitaria por el Covid-19, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) registró la muerte de 233 presuntos agresores; la cifra más alta en los últimos seis años.

El número de muertes de probables delincuentes en confrontaciones con integrantes del Ejército, en el 2020, ha sido el más alto en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador e, incluso, desde el 2014, cuando se contabilizaron 260 decesos de presuntos delincuentes.

En enero del 2019, unas semanas después de haber iniciado su mandato, López Obrador aseguró que ya no había una guerra contra el narcotráfico. “Nosotros queremos la paz”, sostuvo durante su conferencia del 30 de enero de dicho año.

Al compararse la cifra de personas abatidas en el 2020 por elementos de la Sedena con la del 2019 se observa un aumento de 18.2%, ya que para ese año se contabilizaron 197 decesos.

Bajas militares

En contraparte, el número de defunciones de militares durante las confrontaciones del año pasado ha sido el más bajo desde que el Ejército salió a las calles, en el 2007. Y es que, en el 2020, la Sedena tuvo el registro de seis muertes de militares.

Este año ya se han registrado las primeras muertes de presuntos delincuentes. Del 1 al 22 de enero pasado, el Ejército mexicano registró seis enfrentamientos, en los cuales fueron abatidos cuatro presuntos agresores; tres militares resultaron heridos y se aprehendieron a otros dos presuntos agresores.

Desde el 2007 y hasta el 22 de enero pasado se han contabilizado 5,001 confrontaciones entre militares y civiles; derivado de ellas han resultado 5,044 defunciones de presuntos agresores, al menos una muerte por cada enfrentamiento. De lado del Ejército mexicano, en total, se han registrado 290 decesos.

A su vez, se han registrado 741 casos de presuntos agresores heridos, así como 1,720 militares lastimados. En detenciones de presuntos criminales, la Sedena ha registrado 4,170 casos.  

“Contra la cara”  

Para el general de Brigada Diplomado del Estado Mayor y presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, Benito Medina (PRI), el uso de la fuerza letal por parte del Ejército se debe a las circunstancias.

“¿Cómo se defendería de un hombre que tiene un arma larga que está disparando ráfagas de municiones contra usted?, ¿cuál sería la forma de contrarrestar eso?, es ocultarse. Pero, estando enfrente de ellos, no se puede uno ocultar, porque también lo podrían abatir a uno, entonces, la mejor defensa es precisamente contra la cara a ese enemigo”, indicó.

Por su parte, el general Brigadier y catedrático de la UNAM, José Francisco Gallardo, afirmó que la estrategia de militarizar la seguridad ha fracasado.

“Los mandos de la policía a nivel nacional, más de la mitad, son militares. Quien adiestra, capacita (…) y entrena a la policía en México es el Ejército”, dijo Gallardo.

hector.molina@eleconomista.mx